Las radiologías dentales nos permiten obtener imágenes reales de los dientes y de la boca. Con la radiografía tridimensional podemos obtener un análisis y diagnosticar patologías eficazmente, pero sobre todo, estudiar, diseñar y simular los tratamientos que se quieren hacer.

La gran diferencia con un escáner común o TAC es que en la radiografía en tres dimensiones se obtienen imágenes dinámicas, no simplemente unos cortes estáticos.

En estas radiografías las estructuras que contienen aire aparecerán de color negro, mientras que los dientes, los tejidos y los líquidos aparecerán como sombras de color gris.

Gracias a ésta innovadora tecnología, podemos diagnosticar y tratar con más seguridad y confianza y sus beneficios son múltiples:

  • Calidad y precisión

  • Poca radiación

  • Rapidez

  • Comprensión de los tratamientos


¡Y todo en la misma consulta! Ven a visitarnos, te esperamos.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted